NocheDeLosLibros

Ya os hemos hablado de los distintos elementos que componen una novela hoy vamos a empezar a profundizar en ellos hablando de «La Novela: Claves sobre la estructura de la Acción«.  Ya definimos la acción de una novela como la serie de sucesos que se desarrollan durante el relato. Sin embargo, dentro de la estructura de la acción se distinguen tres claros elementos, en los que merece la pena detenerse por un instante:

1) Planteamiento. Hay quien lo llama también Exposición y es la parte inicial de la novela en la que se produce el planteamiento de la situación, antes de desatarse la acción principal. Es una especie de prologo narrativo, en el que se presentan los personajes y el marco escénico en que se desarrolla la trama. Es fundamental lograr captar la atención del lector en las primeras páginas. De hecho, suelen considerarse la presentación de la novela y muchos editores juzgan el estilo de toda la obra por éstas primeras páginas, descartando publicar muchas obras por no lograr captar el interés en ellas..

2) Nudo Una  novela es siempre la narración de una crisis, de un conflicto que alcanza un momento crucial. El nudo supone el desarrollo natural de la acción hasta alcanzar ese punto culminante o elemento central de toda la narración. Pueden existir distintos puntos o nudos de la trama durante el desarrollo de la acción de una novela, pero siempre debe establecerse claramente cuál es el punto culminante de la acción o clímax. Debe ser el momento a partir del cual cambia la historia y comienza el desarrollo del último elemento de la acción: el desenlace. ç

3) Desenlace. Supone la conclusión de la acción, alcanzándose la solución del conflicto que da vida a la trama. El desenlace supone la restitución del equilibrio y la presentación de las consecuencias de la acción. Las páginas finales, al igual que ocurre con las primeras páginas suele ser un elemento decisorio en la toma de decisiones de las editoriales. De hecho, es habitual que muchos editores se limiten a leer las primeras páginas, algunas del centro y las últimas páginas, para decidir si una obra les interesa para su publicación o no. De forma que, cuidar el adecuado desarrollo de la estructura de una novela es algo fundamental si se quiere llegar a publicar.

Si os ha gustado el artículo no os perdáis los 10 consejos para escribir que nadie os ha contado antes.

Publicado originalmente en Espaciolibros