Crear un entorno de trabajo perfecto para escribir o leer
Crear el entorno de trabajo perfecto para escribir o leer

Bienvenidos adictos a la literatura. Llega el momento de volver a nuestros artículos habituales sobre cómo aprender a escribir, para todos aquellos que os pica el gusanillo de la literatura. Y quiero hacerlo de una manera totalmente práctica. Así que hoy os enseñaré, siempre desde mi experiencia, como crear el entorno de trabajo perfecto para escribir o leer.

Hablaremos de todos los elementos necesarios y también de cómo conseguirlos de forma económica. Mi intención es, en este y futuros video artículos, dejaros herramientas gratuitas y enlaces a webs que os sean de utilidad. De ahí que la semana pasada publicase un video en el canal de Youtube, con música especialmente seleccionada para escribir fantasía, del que os hablaré en este video artículo más adelante.

Y para conseguir ese carácter eminentemente práctico, al final de este video artículo, os comentaré algunas webs donde conseguir los productos de los que vamos a hablar a buen precio. Y, no os preocupéis porque no me patrocina nadie (que más quisiera) así que todo esto son mis opiniones absolutamente sinceras. Sinceridad que me comprometo a mantener siempre en este canal, por encima de cualquier otra cosa.

Ahora sí, cojamos pluma y papel y comencemos.

Es habitual la imagen romántica del artista bohemio, provisto de pluma o pinceles y papel, que aprovecha cualquier momento o lugar para plasmar sus ideas o bocetos. Pero esto, que queda muy bien en la ficción y que puede ser adecuado en algunos casos, no es precisamente un método ideal de trabajo para casi ningún artista o escritor.

Es cierto que es bueno, en el caso de los escritores, llevar siempre encima una libreta para captar ideas, que nos vienen al momento y que podemos utilizar posteriormente en nuestras obras. Pero, en realidad, el lugar y método de trabajo de cualquier escritor deber ser algo muy distinto.

Para cualquier artista, no sólo los escritores, tener un espacio de trabajo personal e íntimo es algo vital. Es muy importante configurar un espacio propio donde dar rienda suelta a la imaginación y creatividad de nuestro interior. Un espacio sagrado para todo artista donde fluyan las ideas.

Por eso os voy a dar una serie de puntos fundamentales a partir de los cuáles vosotros mismos debéis crear y personalizar vuestro propio entorno. Veréis cómo esto mejorará enormemente vuestra experiencia creativa.

1. El lugar

Pare la mayoría de los escritores es fundamental contar con un rinconcito propio, un lugar que poder destinar a la escritura. A todos los que dedicamos parte de nuestro tiempo a la literatura contar con nuestro propio sancta sanctorum es fundamental.

Lógicamente, lo ideal es tener una habitación que puedas destinar solo a la escritura, que puedas acondicionar a tu gusto y que te permita aislarte del resto de la casa cuando te pongas a escribir.

Pero si no puedes contar con una habitación en exclusiva, algo normal con el precio que tienen hoy en día las viviendas, no desesperes. Basta con que escojas un rinconcito en el que puedas montar un pequeño entorno a tu gusto para trabajar.

Sólo ten en cuenta que te permita estar lo más aislado posible de cualquier distracción. Por eso. Procura usar mejor un dormitorio antes que el salón y, por supuesto, aléjate de televisores o del lugar de juego de los niños.

2. Iluminación y ventilación.

Una vez escogido el lugar debes prestar especial atención a dos elementos fundamentales: la iluminación y la ventilación.

En cuanto a la iluminación procura si eres diestro que tu escritorio de trabajo tenga la ventana en el lado izquierdo y viceversa si eres zurdo. Y, por supuesto, procura no tener una ventana justo delante de tu mesa. Esto evitará crear sombras indeseadas y ayudará a relajar tu vista mientras trabajas.

Si trabajas por la tarde noche dota de una buena iluminación tu zona de trabajo. Si la lámpara con la que cuentes en la habitación produce demasiadas sombras, viene muy bien usar pequeñas lámparas de clip, que puedes acoplar casi a cualquier sitio, y que, dotadas de luz led, pueden darte una luz suplementaria excelente.

Respecto a la ventilación, es fundamental para mantener el ambiente fresco y oxigenado. De ahí que sea muy recomendable contar con una ventana y, por supuesto, con un sistema de aire acondicionado tanto con calor como con frío.

Sin embargo, hoy en día esto no resulta posible para todos los bolsillos según se está poniendo el precio de la energía. Por eso te recomiendo usar en un ventilador de techo, que resulta mucho más económico, o uno portátil en su defecto.

La ventaja de los ventiladores de techo es que gastan una mínima parte de la electricidad de un aire acondicionado y pueden ser también muy útiles en invierno. Esto se debe a que, junto a un pequeño calentador portátil, el ventilador puede distribuir este calor en toda la habitación de forma homogénea, algo que mucha gente no sabe.

3. Mesa, silla e higiene postural.

Por supuesto, es imprescindible acondicionar tu puesto de trabajo con todas las herramientas que uses habitualmente. Esto es algo personal, pero aun así hay algunos elementos fundamentales que merece ver detalladamente.

La silla

No hacer caso a la silla que vas a usar y coger la primera que tengamos por casa es un gran error. Escribir, como cualquier otro tipo de actividad que hagas sentado durante un tiempo prolongado, es un peligro para tu espalda de primera magnitud. Hasta el punto de que si no mantienes una correcta higiene postural desarrollarás problemas en tu columna vertebral que te pueden amargar la vida. Créeme porque te lo digo por experiencia propia.

Por eso, si hay un elemento en el que merece la pena gastar un poco más, pero asegurarnos que es el adecuado para nosotros es nuestra silla de trabajo. Las condiciones que debería reunir nuestra silla serían las siguientes:

  • Respaldo eficiente y amplio. Lo ideal es que cuente con reposacabezas y que su inclinación sea regulable. También es importante que tenga un refuerzo en la zona de las dorsales y lumbares (los riñones y la parte baja de la espalda). Lo importante es que no permita permanecer lo más erguido posible.
  • Reposabrazos. Es importante que la silla cuente con reposabrazos si es posible regulables en altura. Nos permitirán descansar los brazos de forma natural.
  • Asiento cómodo y mullido. Si es posible lo ideal es que sea regulable en altura y profundidad para asegurar la postura más correcta posible.
  • Elementos dinámicos. Nuestra silla debe tener ruedas y ser giratoria para que nos permita movernos con toda facilidad mientras trabajamos.

La mesa

El otro gran elemento de nuestro lugar de trabajo es por supuesto la mesa que también deber reunir una serie de requisitos para conseguir una buena higiene postural.

  • La altura. Nuestra mesa ha de tener una altura ha de ser tal que nos permita mantener los antebrazos apoyados en los reposabrazos de la silla. Lo ideal es que nuestros codos en reposo formen un ángulo recto. De esta forma evitarás esa desagradable sensación de que la parte alta de la espalda se te sobrecarga y termina por ponerse rígida y dolorida.
  • Tamaño y forma. En este caso el tamaño y forma puede variar según el espacio de que dispongáis. Puede ser en forma de L para aprovechar esquinas, en forma de U para aprovechar toda una pared, o recta simplemente.
    Lo realmente importante es que cuente con anchura suficiente. Os recomendaría unas medidas mínimas de 120 cm de largo por 80 cm de profundidad. De esta manera os aseguráis la superficie necesaria para el monitor, teclado o ratón y también espacio para tomar notas o escribir a mano, que particularmente para mí, por mucho ordenador que tenga, me sigue siendo imprescindible.

Puede pareceros que conseguir una silla así puede ser algo demasiado caro. Lo cierto es que el dinero que gastéis en ella lo estaréis gastando en vuestra salud. Aún así hay maneras de encontrar opciones más o menos económicas que os comentaré al final del video.

4. Prepara tu ordenador

Habrá a quien le guste más o menos el ordenador y, por supuesto, escritores que aun prefieran trabajar a mano o con una tradicional máquina de escribir. Sin embargo, hoy en día para la mayoría de nosotros el ordenador es una herramienta simplemente imprescindible.

Hoy no voy a entrar a hablar de software, de los programas. Esto es algo que haré más adelante en futuros artículos en los que analizaremos las mejores herramientas informáticas para cualquier escritor. Lo que sí quiero comentaros es como preparar físicamente vuestro ordenador para trabajar y para ello me centraré en dos elementos cruciales: el monitor y el teclado y ratón.

Monitor

Si la silla era fundamental para la salud de vuestra espalda, el monitor lo es para vuestros ojos. Por eso, no hace falta decir que merece la pena que consigáis un monitor con una buena resolución de pantalla, alta tasa de refresco y, como mínimo, con 24 pulgadas de tamaño.

En mi caso, tengo una configuración de pantallas particular que os quiero recomendar porque me resulta simplemente perfecta a la hora de escribir. Aunque tengo poco espacio de trabajo utilizo dos monitores, uno en vertical y otro en horizontal. Las pantallas las he configurado en modo extendido, esto quiere decir que funcionan como si fuesen una sola pantalla en conjunto.

Esto me permite usar mi procesador de textos, normalmente Word, en el monitor horizontal a pantalla completa y, simultáneamente, en la pantalla vertical poder tener abierto Internet o estar consultando referencias o diccionarios, por poner un ejemplo.

Si queréis configurar un entorno de trabajo similar hay un elemento que os vendrá de perlas. Se trata de un soporte articulado para el monitor. Estos soportes, que os recomiendo, aunque uséis un solo monitor, permiten colocar uno o varios monitores regulándolos en horizontal o verticalmente y hasta en inclinación, para ajustarlos a la posición que mejor se adapte a vosotros. Recordad que el monitor debe quedar a la altura de vuestros ojos.

Estos soportes suelen ser caros, pero también pueden encontrarse a buen precio buscando un poco. El que yo uso me valió tan solo 15 €. Al final del video os diré donde conseguirlo si os interesa.

Teclado y ratón

En este caso sólo puedo aconsejaros que uséis un teclado y ratón que os sean cómodo. Hay quien asegura que un teclado mecánico es mucho mejor que uno de membrana, pero sinceramente, en mi caso he utilizado ambos tipos y me resultan igual de cómodos, siempre que el teclado responda bien, por supuesto.

Lo que si os quiero recomendar es que consigáis un teclado y ratón inalámbricos para evitar tener cables en vuestra mesa de trabajo. Existen opciones económicas y ofertas periódicas con las que podéis conseguirlos bastante baratos. Eso sí, procurad comprarlo en pack para que no tengáis un emisor USB para cada uno y evitar incompatibilidades.

Por otro lado, no viene mal contar con un teclado y ratón de cable, de los más baratos que encontréis, para que, en caso de avería, no os quedéis sin poder usar vuestro ordenador.

Por último, y aquí entra el gusto de cada uno, puede ser recomendable el uso de reposamuñecas, sobre todo si notáis molestias en las manos o dedos hinchados cuando estáis un tiempo prolongado en el ordenador.

5. Concentración e Inspiración

Y, por último, nos toca abordar dos elementos clave a conseguir en vuestro rincón de trabajo: la concentración y la inspiración.

La concentración

Todo los que usamos el ordenador habitualmente sabemos que no solo es una herramienta de trabajo sino también una fuente de distracción masiva. Algo que puede decirse igualmente del móvil. Pues bien, en ambos casos existe los llamados “Modos de concentración”.

Esto son una serie de opciones que os permiten configurar vuestros sistemas operativos para que, durante un tiempo determinado (el tiempo que vais a estar trabajando), podías desconectar las notificaciones y aplicaciones que no os interese que os interrumpan. Si os interesa conocer como funciona todo esto indicádmelo en comentarios y lo abordaremos en un futuro artículo en profundidad.

Más allá de estos sistemas para concentraros mientras escribís hay algunos consejos que os puede ser útiles como mantener siempre un entorno ordenado (no sabéis lo importante que es el orden para evitar distracciones absurdas) y, por supuesto, abstraeros de vuestro entorno cuanto podías. Para conseguirlo podéis, desde encerraros como ermitaños, hasta usar cascos y poneros música, algo que también puede ayudaros a lograr al último punto que vamos a abordar; la inspiración.

La inspiración

Las maneras que cada uno tenemos de inspirarnos son muy particulares y probablemente infinitas. Sin embargo, hay algunos trucos que suelen funcionar muy bien.

El primero sería la personalización y decoración de vuestro entorno. Algunos libros que os han inspirado en una librería frente a vuestra mesa de trabajo, figuras o elementos decorativos, relacionados al libro que estáis escribiendo, e incluso algo tan absurdo como una alfombrilla de ratón con una ilustración que os encanta, son elementos que pueden despertar en vosotros la imaginación y ayudaros a llamar a la siempre esquiva inspiración.

El otro método que ya os he comentado para inspiraros y que también puede ayudar a la hora de concentrarse es, por supuesto, la música. Yo, particularmente, cuando escribo suelo ponerme música, siempre sin letra por supuesto para evitar distracciones, que esté relacionada con la temática de la obra que estoy realizando.

La música tiene la increíble cualidad de crear emociones y, como escritores, podemos usar, incluso de forma inconsciente, esas emociones para crear nuestras obras. A mi me funciona muy bien.

Como muestra esta semana os he subido al canal una recopilación de músicas sobre la temática de la Fantasía que me resultan especialmente inspiradoras. Además, he realizado el vídeo de tal modo que no distraiga visualmente y le he dotado de 1 hora de duración para que os sirva también para cronometrar el tiempo de trabajo. Algo que también pude seros muy útil.

Iré subiendo periódicamente videos similares con otras temáticas para que podías utilizarlas en vuestras obras y os dejaré siempre los links en la descripción de los vídeos. Así que decidme qué otras temáticas queréis que abordemos en estas recopilaciones musicales para ayudaros a escribir.

Y ahora, llegados al final del video artículo de hoy os comentaré algunas webs donde conseguir los productos de los que os he estado hablando. Eso sí, realizo mis artículos y videos desde España y es posible que algunas de las webs no sirvan a otros lugares. Sé que muchos de los adictos a la literatura me veis desde otros países, así que, un saludo para todos vosotros de corazón desde España y, si conocéis webs similares en vuestros lugares de residencia, dejadlas en comentarios, para que así podamos compartirlas entre todos.

En cuanto a las webs, os recomiendo algunas habituales como Amazón, de la que no hace falta que comentemos demasiado, o eBay. En esta última dejadme que os de el consejo de que cuando veáis un producto que os parece interesante, lo comparéis con precios en otras webs y que miréis las valoraciones del vendedor. Yo compré en eBay mi silla de trabajo y estoy encantado.

Otra web muy interesante es Outlet PC. Es esta web puedes encontrar material informático y de otro tipo en liquidación, proveniente de restos de tiendas. Aquí conseguí el soporte doble de mis monitores a sólo 15€, cuando su precio nuevo era más de 50 € y estaba en perfecto estado con la salvedad de que faltaba la caja original.

Y, por último, os dejo una tienda que sólo puede accederse a través de su app en Android. Su nombre es Silvrr y que permite la compra a plazos, además de contar con ofertas periódicas muy interesantes.

En cuanto a algunos a los productos:, os dejo algunos enlaces:

Silla: https://acortar.link/Sj8LqJ

Soporte Monitor: https://acortar.link/D9iZoX

Teclado y ratón: https://acortar.link/naQd3r

Ventilador de Techo: https://acortar.link/o1f4GK

Y con esto llegamos, ahora sí al final del video artículo de hoy. Si os ha gustado dadle al like, suscribíos en el blog o el canal de Youtube y dad a la campanita para que os lleguen las notificaciones.

Hasta el próximo video artículo.

Entorno Trabajo
Crear el entorno de trabajo perfecto para escribir o leer