5 claves imprescindibles para entender el Marco Escénico
5 claves imprescindibles para entender el Marco Escénico

5 Claves imprescindibles para entender el Marco Escénico es mi nuevo video artículo, disponible en el canal de youtube. En esta ocasión os traigo las claves que os ayudarán a entender y utilizar mejor en vuestras obras el «marco escénico», que no es otra cosa que entorno en que se desarrolla la acción.

Aunque al final de este artículo os dejo el video completo, donde os explico todo detalladamente, también he querido incluir aquí un resumen de su contenido, para los que prefiráis tenerlo por escrito.

Espero que os sea de utilidad. Así que empecemos con las 5 Claves imprescindibles para entender el Marco Escénico

1. ¿Qué es el marco escénico?

El marco escénico hace referencia al entorno, al escenario, tanto físico como temporal, en el que se desarrolla la acción de la novela o relato.  Por eso hablamos de dos tipos de marco escénico: el marco escénico temporal y el marco escénico espacial.

2. Marco escénico temporal

El tiempo nos ayuda a definir y medir la duración y sucesión de los distintos acontecimientos. La duración puede ser definida como un tiempo corto (segundos, minutos o unas pocas horas) o un tiempo largo (años, lustros, siglos, etc…).

Por otro lado, la sucesión de los acontecimientos se puede narrar de distintas maneras, entre las que destacan:

  • Desarrollo Lineal: Los hechos siguen un orden cronológico lógico, narrándose en el mismo orden en que sucedieron.
  • In Media Res (en medio de las cosas): La acción parte de un momento intermedio y se desarrolla mediante la alternancia entre sucesos anteriores y posteriores.
  • Flash-back: En este caso la narración empieza por el final y retrocede hasta el pasado.

En este sentido, es importante destacar el uso de dos figuras retóricas muy importantes, que nos ayudan a narrar la sucesión de acontecimientos con mayor dramatismo:

  • Analepsis o retrospección (flash-back): Es cuando, empezando la narración en el presente de la acción, se da un salto hacia atrás en el tiempo de la historia.
  • Prolepsis o anticipación (flash-forward): A diferencia del flash back, en este caso, partiendo también del presente, el autor adelanta acciones que aún no se han producido. Es decir, se trata de un salto hacia adelante.

3. Ritmo narrativo.

El ritmo narrativo hace referencia a la velocidad en que se suceden los acontecimientos de nuestra historia. Puede ser rápido o lento. Normalmente utilizamos un ritmo narrativo rápido, haciendo que los hechos se sucedan de forma ágil y abundante, para crear escenas de acción que atrapen al lector. Sin embargo, utilizamos un ritmo narrativo lento, haciendo la acción más pausada, abundando en descripciones y reflexiones, para crear un mayor impacto dramático.

4. Percepción del tiempo.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta, es la percepción que los propios personajes y el lector tiene del tiempo durante la narración. Suele hablarse de:

  • Tiempo objetivo: Cuando el paso del tiempo que se mide de la forma habitual mediante horas, minutos y segundos.
  • Tiempo subjetivo: Cuando la percepción del paso del tiempo se realiza de forma subjetiva, pudiendo un solo instante hacerse eterno. Es el caso de un personaje que sufre, lógicamente su percepción del tiempo se altera y la narración debe reflejar esa alteración.

5. Marco escénico espacial.

Como os explicaba al principio del artículo, el marco escénico espacial hace referencia al espacio físico en que se desarrolla la acción. Es el escenario de vuestra obra, el lugar por el que se mueven los personajes. A veces puede resultar anecdótico para la narración y en otras ocasiones puede convertirse en un personaje más de la historia.

Desarrollar vuestro marco escénico espacial de forma sólida os ayudará en tres tareas fundamentales:

  • Dar credibilidad a la historia. Un entorno creíble facilita una historia creíble.
  • Contextualizar a los personajes. Desarrollar vuestros personajes será mucho más fácil si lo hacéis en un entorno coherente con ellos que os facilite el contexto adecuado.
  • Producir efectos ambientales y simbólicos. Estos efectos ayudan en la dramatización de vuestras escenas. Una lluvia abundante, una nevada o una habitación pequeña y sofocante, crearán una situación dramática que os ayudará en la ambientación de vuestro relato.

Es importante recordar que la descripción es la técnica que los escritores utilizamos para presentar los espacios. Durante el movimiento literario realista del siglo XIX la descripción y el análisis de los espacios alcanzaron prácticamente la misma importancia que la historia narrada.

Existen también dos maneras de introducir la descripción de nuestro marco espacial que merece la pena tener en cuenta.

  • Descripción objetiva. Un narrador ajeno a la historia describe el entorno de forma objetiva.
  • Descripción subjetiva. Uno de los personajes describe el entorno de forma subjetiva, incluyendo el efecto emocional que éste tiene sobre él.

Por otro lado, el marco espacial puede ser de tres tipos, de acuerdo a su naturaleza:

  • Espacio real: Se identifica con lugares que existen realmente.
  • Espacio imaginario: Se refiere a lugares que no existen realmente, pero que tienen su base en espacios reales modificados o adaptados por la imaginación del autor.
  • Espacio fantástico: Son lugares sin existencia real alguna, nacidos única y exclusivamente de la mente del escritor.

Con esto llegamos al final de este repaso rápido al «marco escénico» y os dejo por fin con el video. Recordad que podéis encontrar todos mis vídeos en la sección Videoteca y decidme qué os ha parecido, aquí o en el canal de youtube.