La novela: El marco escénico

Escenario

Llegamos al último de los elementos que componen una novela que no es otro que el marco escénico en el que se desarrolla la acción.  Definíamos inicialmente el marco escénico como ambiente físico y temporal en que se desarrolla la acción. De esta definición podemos extraer una diferenciación entre dos aspectos fundamentales del marco escénico: el marco temporal y el marco espacial. 1) Marco Temporal:  El tiempo define la duración y sucesión de los distintos acontecimientos. Pude utilizarse un tiempo de narración muy diverso: dese un tiempo corto, unas pocas horas, a un tiempo largo, varios años. Por otro lado, la sucesión de los acontecimientos puede narrarse de distintas maneras:

  • Desarrollo Lineal: Los hechos siguen un orden cronológico lógico, narrándose en el mismo orden en que sucedieron.
  • In Media Res (en medio de las cosas): La acción parte de un momento intermedio y se desarrolla mediante la alternancia entre sucesos anteriores y posteriores.
  • Flash-back: En este caso la narración empieza por el final y retrocede hasta el pasado.

tiempoEn relación al tiempo, es importante también hablar del ritmo narrativo, que puede ser rápido, cuando los hechos se suceden de forma ágil y abundante , o lento, cuando la acción es más pausada, abundando las descripciones y reflexiones. Otra clasificación habitual suele hacerse refiriéndose a la percepción que se tiene del tiempo durante la narración. Suele hablarse entonces de:

  • Tiempo objetivo: Cuando el paso del tiempo que se mide de la forma habitual mediante horas, minutos y segundos.
  • Tiempo subjetivo: Cuando la percepción del paso del tiempo se realiza mediante una apreciación subjetiva, pudiendo un solo instante hacerse eterno.

espacio2) Marco Espacial:  Hace referencia al espacio físico en que se desarrolla la acción; el lugar por el que se mueve los personajes. A veces puede resultar anecdótico para la narración y en otras ocasiones puede convertirse en un personaje más de la historia. Suele distinguirse entre:

  • Espacio real: Se identifica con lugares que existen realmente.
  • Espacio imaginario: Se refiere a lugares que no existen realmente, pero que tienes su base en espacios reales modificados o adaptados por la imaginación del autor.
  • Espacio fantástico: Son lugares sin existencia real alguna, nacidos única y exclusivamente de la mente del escritor.

Publicado originalmente en Espaciolibros

Movimientos Literarios

english%20literature

A lo largo de la historia, la literatura ha sufrido grandes cambios y transformaciones propias de cada época y cultura, por eso, se suele hablar de distinto Movimientos Literarios, en un intento de realizar una clasificación general de las distinta etapas por las que ha evolucionado la literatura. Suele tomarse la siguiente clasificación cronológica:

  1. Clasicismo (del siglo V a.C. al V d.C.) Se centra fundamentalmente en la antigua Grecia y en el Imperio Romano y se caracteriza por buscar la armonía y el equilibrio entre el fondo y la forma. Obras clásicas inolvidables son La Ilíada y La Odisea de Homero o La Eneida de Virgilio.
  2. Medieval (del siglo V al XV) Se produjo en Europa, principalmente al fragmentarse en Imperio Romano, dando lugar a las distintas lenguas romances. Las obras solían ser de contenido caballeresco o religioso, con glosas a los dioses y a los grandes héroes. Obras fundamentales de la época medieval son por ejemplo El cantar de los Nibelungos, La canción de Roldán y el Mío Cid, todos ellos en verso y anónimos, En prosa merecen mención aparte el arcipreste de Hita con el Libro de buen amor y D. Juan Manuel, sobrino de Alfonso X el Sabio, que escribió la famosa obras El Conde Lucanor.
  3. Renacimiento (XV-XVI) Iniciada en Italia y propagada después por toda Europa, se caracteriza por el auge de las artes y la importancia central que toma el hombre. Son siempre obras de gran riqueza en las que la novela se convierte en el género más cultivado, apareciendo también la lírica y el teatro. La divina comedia de Dante o El Decamerón de Bocaccio son buenos ejemplos de este periodo, en el que hay que destacar la invención de la imprenta en el siglo XV, que trae con ella una democratización de la literatura acercándola por fin al pueblo.
  4. Barroquismo (XVII) Se trata de una extensión del renacimiento, surgida en un mundo en crisis, económica y social que llevan a una visión negativa del mundo. La mejor expresión del Barroco la encontramos en España, donde hubo dos escuelas: el Culteranismo, que pretende crear belleza por medio de la forma y cuyo representante fundamental fue Luis de Góngora, y el Conceptismo, que se preocupa por el contenido, utilizando conceptos más profundos. Los principales exponentes del Conceptismo son Quevedo y Gracián.
  5. Neoclasicismo (XVIII) Representa una vuelta atrás a los valores clásicos griego u romanos, en busca de su equilibrio y serenidad. Existe también un interés por reformar al ciudadano. Una obra fundamental de esta época es El sí de las niñas de Fernández de Moratín.
  6. Romanticismo (XIX, primera mitad). Constituye una vuelta a la imaginación, abandonándose la frialdad del neoclasicismo. Los sentimientos, la imaginación y los valores son el núcleo de la nueva literatura de esta época. Una obra fundamental del periodo es Don Álvaro o la fuerza del sino del Duque de Rivas.
  7. Realismo (XIX, segunda mitad) Surgido en Francia, supone la irrupción de los escenarios locales y del lenguaje popular, acercando la literatura a la realidad social. Algunas obras importantes de este periodo con: Rojo y negro de Stendhal y Crimen y castigo de Feidor Dostoievsky.
  8. Modernismo (finales del siglo XIX y principios del XX) Se busca lo natural como la calve fundamental para resaltar las creaciones. Algunas obras fundamentales con Azul de Rubén Darío y El Ismaelito de José Martí.
  9. Vanguardismo (primera mitad del siglo XX) Los grupos de Vanguardia surgieron como un intento de transformación de la literatura, negando el pasado y primando la originalidad por encima incluso de la realidad. Algunas obras importantes son Manifiesto surrealista de André Breton y Luna Park de Luis Cardoza y Aragón.
  10. Posvanguardismo (mediados del siglo XX) Influenciado por las teorías marxistas, rechaza el idealismo vanguardista y busca volver a la realidad. La estética pierde importancia frente al contenido. Obras características son Antipoesía de Nicanor Parra y Epigramas de Ernesto Cardenal.
  11. Posmodernismo (finales del siglo XX) Tras el agotamiento de las fórmulas literarias habituales se busca, ahora, la experimentación. Surgen relatos circulares, juegos de palabras, la mezcla de disciplinas artísticas y, en definitiva, cualquier recurso que nos acerque más al verdadero arte. Por destacar algunas obras podemos citar Rayuela de Julio Cortázar, El nombre de la rosa de Umberto Eco o Tres tristes tigres de Guillermo Cabrera Infante.

Publicado originalmente en: Espaciolibros

La Novela: Tipos de Personajes

spectacular_spider-man_animated_character_designs

En nuestro recorrido por los elementos que componen una novela hoy le llega el turno a los caracteres o personajesLos personajes son los actores literarios que desarrollan la acción de la novela. Pueden ser reales (aquellos basado en personas que viven o han vivido realmente) o ficticios (surgidos de la imaginación del escritor) y suelen presentarse mediante una descripción o caracterización. Esta descripción puede ser:

  1. Física. Se describe al personaje por su aspecto físico, constitución y atuendo.
  2. Psicológica. Se realiza una descripción emocional y sicológica del personaje atendiendo a su comportamiento y opiniones.
  3. Mixta. Se trata de una mezcla de las dos anteriores que suele denominarse retrato.

  quijoteAtendiendo al nivel de intervención o importancia en la narración de los  distintos personajes, pueden clasificarse como:

  1. Principales o protagonistas. Son aquellos sobre los que recae el peso de la trama.
  2. Secundarios. Son personajes que sustentan a los principales, pero que no aportan nada fundamental a la trama.
  3. Portavoz. Es el personaje sobre el que recae la narración de la acción. Puede ser el protagonista, un personaje secundario, o un narrador impersonal y omnipresente que no participa de la acción.

Por último, si atendemos al tipo de caracterización, podemos encontrar una clasificación diferente que dividiría los personajes en:

  1. Personajes planos. Son aquellos descritos mediante una característica básica que se comportan de la misma manera a lo largo de todo el relato.
  2. Personajes redondos. Son aquellos que van caracterizándose a medida que transcurre la acción, evolucionando de forma natural a lo largo del relato.

    Publicado originalmente en Espaciolibros

La Novela: Claves sobre la estructura de la Acción.

NocheDeLosLibros

Ya os hemos hablado de los distintos elementos que componen una novela hoy vamos a empezar a profundizar en ellos hablando de la Acción.  Ya definimos la acción de una novela como la serie de sucesos que se desarrollan durante el relato. Sin embargo, dentro de la estructura de la acción se distinguen tres claros elementos, en los que merece la pena detenerse por un instante:

1) Planteamiento. Hay quien lo llama también Exposición y es la parte inicial de la novela en la que se produce el planteamiento de la situación, antes de desatarse la acción principal. Es una especie de prologo narrativo, en el que se presentan los personajes y el marco escénico en que se desarrolla la trama. Es fundamental lograr captar la atención del lector en las primeras páginas. De hecho, suelen considerarse la presentación de la novela y muchos editores juzgan el estilo de toda la obra por éstas primeras páginas, descartando publicar muchas obras por no lograr captar el interés en ellas..

2) Nudo Una  novela es siempre la narración de una crisis, de un conflicto que alcanza un momento crucial. El nudo supone el desarrollo natural de la acción hasta alcanzar ese punto culminante o elemento central de toda la narración. Pueden existir distintos puntos o nudos de la trama durante el desarrollo de la acción de una novela, pero siempre debe establecerse claramente cuál es el punto culminante de la acción o clímax. Debe ser el momento a partir del cual cambia la historia y comienza el desarrollo del último elemento de la acción: el desenlace. ç

3) Desenlace. Supone la conclusión de la acción, alcanzándose la solución del conflicto que da vida a la trama. El desenlace supone la restitución del equilibrio y la presentación de las consecuencias de la acción. Las páginas finales, al igual que ocurre con las primeras páginas suele ser un elemento decisorio en la toma de decisiones de las editoriales. De hecho, es habitual que muchos editores se limiten a leer las primeras páginas, algunas del centro y las últimas páginas, para decidir si una obra les interesa para su publicación o no. De forma que, cuidar el adecuado desarrollo de la estructura de una novela es algo fundamental si se quiere llegar a publicar.

Publicado originalmente en Espaciolibros

La Novela y los elementos que la componen

libro-wg-2

Dentro de la narrativa existen dos grandes géneros: el Cuento (relatos de corta extensión) y la Novela (relatos de larga extensión). Vamos a iniciar una serie de artículos donde abordaremos las características principales de ambos géneros. Hoy empezaremos con la novela, abordando cada uno de los elementos principales que la componen. 

Ante todo, deberíamos definir qué se entiende por una novela para comprender mejor sus elementos. Suele definirse a la novela como un relato en prosa que sucede a unos personajes, enmarcado en una época y ambiente determinados. De esta definición es fácil extraer los elementos principales que componen toda novela:

2008-X-Max-125-action-01_tcm44-2064341. Acción: Se entiende por acción la serie de sucesos que se desarrollan durante el relato. La acción suele construirse mediante la narración de un conflicto que se plantea, alcanza su punto crítico y finalmente se resuelve, a lo largo del relato. La manera de conseguir dotar a una novela de una acción adecuada es cuidar el ritmo (la velocidad y cadencia con que suceden los hechos) y la coherencia (adecuación de los elementos de la acción evitando contradicciones en la trama). 

0000010902. Caracteres: Son los personajes que participan de los sucesos narrados. Suele hablarse de la caracterización de los personajes, refiriéndose a la capacidad del escritor de realizar una adecuada descripción física y emocional de éstos durante la narración. Una buena caracterización, capaz de dotar de vida propia a los personajes de una novela, es un punto fundamental a cuidar para dotar de realismo y de empatía con el lector a la novela. 

3. Marco Escénico: El marco escénico se refiere al ambiente físico y temporal en que se desarrolla la acción. En este apartado, cobran especial importancia el lenguaje descriptivo, que debe ser capaz de transportar la mente del lector al marco escénico de la novela, sin importar lo ajeno, disparatado o extraño que pueda resultar. 

Una conjunción adecuada de estos tres elementos son garantía de una buena realización técnica literaria, aunque para alcanzar el grado de obra de arte se requiere de algo más, algo indefinible que escapa de toda clasificación. En posteriores artículos iremos profundizando en cada uno de estos elementos con la intención de ofrecer una panorámica completa del rico género literario de la novela.

Publicado originalmente en Espaciolibros