La mayor obra de arte: El cuerpo humano

cuerpo2

Después de traeros las expresiones artísticas más dispares, ha llegado el momento de hablar de la obra de arte más grande de todas, que no es otra que el cuerpo humano. Para ilustrar el tema os traigo un videoreportaje sobre una de las múltiples exposiciones que están recorriendo el mundo, mostrando una colección de auténticos cadáveres humanos, previamente disecados, plastificados, coloreados e inodoros. L

cuerpoa creadora del proyecto fue la empresa Premier Exhibitions en 2004. La idea es exponer una serie de cuerpos humanos perfectamente conservados (los cadáveres tardan en prepararse entre 1 y 2 años por parte de anatómicos chinos), que ilustren cada uno de los sistemas anatómicos que componen nuestro cuerpo. El fin es fundamentalmente didáctico y pretende concienciarnos de la increíble complejidad y a la vez fragilidad de nuestros cuerpos, para ello la exposición se divide en 9 temáticas ,que también acercan órganos enfermos de cáncer, Alzheimer o tuberculosis y muestran las venas y arterias, gracias a una inyección de silicona.

Esta exposición ha recogido alabanzas y críticas a partes iguales, debido a que los cuerpos son reales y, todo ello, a pesar de que los organizadores garantizan que los cadáveres pertenecen a personas que han donado voluntariamente sus cuerpos a la ciencia. A medio camino entre ciencia y arte, lo que esta exposición deja al descubierto, no sólo son tejidos y huesos humanos, sino la revelación descarnada de la increíble maquinaria biológica que compone nuestro organismo.

Ninguna obra humana puede ni siquiera acercarse a su extremada complejidad y precisión, ni tampoco a su inigualable belleza (a pesar de que pueda resultar un tanto chocante su visión descarnada). Ante su visión es difícil adjudicar su creación a la mera casualidad.

Como un amigo comentaba, pensar que el hombre es el resultado de una increíble sucesión de casualidades desde el barro primigenio, es tan probable, como que alguien arrojase un puñado de arena al aire y, al caer, formase la Catedral de la Sagrada Familia de Barcelona. Pero, en todo caso, ese es otro debate.

Publicado originalmente en: El Rincón de la Imaginación

La disciplina artística más insólita: El Arte Animal

elefante-pintor-05

En este blog intento traeros todo aquellos que me parece más interesante del mundo del arte en cualquiera de sus expresiones. El cine, el comic, la pintura o la literatura son los protagonistas indiscutibles de este blog. Sin embargo, nunca se me hubiese pasado por la imaginación que haría un hueco en esta página para un aspecto del arte absolutamente desconocido para mi hasta ahora: El Arte animal.

Alguno pensaréis que tal cosa no puede existir, a fin de cuentas se le da al arte una cualidad en cierto modo metafísica allegada al espíritu, y tal cosa es normalmente negada en el mundo animal. Solemos considerar a los animales, casi como meros autómatas dotados tan sólo de una especie de programa que automatiza sus respuestas, al que llamamos "Instinto", pero negamos habitualmente la capacidad animal para sentir emociones como el amor, al envidia o la ilusión. ¿Cómo es posible entonces que estas máquinas instintivas realicen tareas abstractas y de naturaleza anímica como la pintura? ¿Se trata tan sólo de una capacidad imitativa y no de auténtico arte?.

A continuación os traigo un vídeo realmente asombroso en el que podréis contemplar como un elefante es capaz de realizar una pintura con acrílico sobre un lienzo que estoy seguro que os dejará con la boca abierta, y con muchos interrogantes que responder.  Al principio pensé que se trataba de algún tipo de trucaje, pero tras investigar el tema me he topado con que estos elefantes pertenecen a un proyecto de dos pintores rusos: Vitaly Komar y Alex Melamid, que en 1996 decidieron crear la primera academia de arte para elefantes, con el objetivo de conseguir beneficios que permitan la supervivencia de estos grandes paquidermos. La sede se estableció en la ciudad tailandesa de Lampang.

En abril de 2002 llegaron al prestigioso Museo de Arte de Berkeley. Allí expusieron 50 pinturas de 17 elefantes provenientes de India, Indonesia y Tailandia junto con fotografías y documentación sobre la fundación. Cada elefante muestra un estilo claramente diferenciado y los críticos coinciden en destacar la gran calidad de sus obras que rivalizan con autores como Jackson Pollock, Willem de Kooning y Franz Kline. Cada vez que exponen, los elefantes subastan sus trabajos y con el dinero recaudado –han ganado hasta 10.000 dólares por muestra- se subvencionan las escuelas de arte y su manutención.

Quizá debamos replantearnos el concepto que tenemos del mundo animal y empezar a revisar nuestro comportamiento con nuestros compañeros de viaje en este cansado planeta.

El Arte y "El Traje Nuevo del Emperador"

o_TrajeEmperador

Hans Christian Andersen fue un famoso poeta y escritor danés, que nos regaló una gran cantidad de cuentos infantiles, llenos de originalidad y moralejas, más o menos ocultas. Pero hoy no voy a hablaros de él, sino de una de sus obras titulada “El traje nuevo del Emperador”. En esta historia, un Emperador presumido, vanidoso y aficionado a los trajes nuevos, es engañado por dos pícaros que le venden un traje maravilloso, con la increíble virtud de ser invisible para aquellos que no fuesen aptos para su cargo o fuesen irremediablemente estúpidos. Huelga decir que los pícaros engañan a todo el mundo y no confeccionan absolutamente nada, simulando simplemente estar trabajando. Nadie se atreve a confesar que no ve la maravillosa tela, dado que sería tachado inmediatamente de estúpido e incompetente, incluido el mismísimo Emperador. Al final, el Emperador terminó por desfilar por su ciudad, completamente desnudo, incapaz de confesar que en realidad no veía traje alguno sobre su cuerpo. Sólo un niño se atrevió a gritar ¡Pero si no lleva nada!, levantando el murmullo de las gentes. Sin embargo, el Emperador ignoró la voz de la inocencia y continuó su desfile con altivez.

Alguno os preguntaréis por qué traigo aquí este cuento infantil. Lo hago, porque me parece que su moraleja es hoy más actual que nunca. Y es actual, porque en el mundo del arte, la sociedad se ha dejado embaucar por los actuales trúhanes de turno. Como voceros del Emperador, los medios de comunicación y los adalides de la cultura se lanzan a alabar “obras de arte”, en las que se exponen cuadros de colores, manchas de tinta o colores sin sentido ni concierto alguno, por no hablar de las esculturas consistentes en cubos de basura amontonados, telas arrugadas o hierros retorcidos. ¿Es esto realmente arte?

Una parte importante del arte es la experimentación de nuevos medios y formas de expresar, pero ¿significa esto que todo vale? A menudo, oímos a sesudos intelectuales decir que tal o cual obra es buena porque crea emociones en el espectador. ¿Significa eso que crear emociones es el único objetivo del arte? ¿Es, por tanto, el arte un vehículo para crear emociones o sentimientos de cualquier tipo? No, no lo es. Si así lo fuera, todo sería arte porque cualquier aspecto de la vida crea emociones. El ser humano es un ser de emociones y todo lo que le rodea le provoca esas emociones. Decir que todo es arte equivale a decir que nada es arte. Hemos vaciado el contenido de la palabra arte hasta dejarlo en un triste esqueleto de lo que ha sido a lo largo de la historia. Llamamos artista a un actor, a un presentador de televisión o a un escultor especializado en retorcer metales, pero, sin embargo, un alfarero que crea esculturas de arcilla y las vende en los mercadillos es un mero artesano.

Quizá ha llegado el momento de que hagamos caso a ese niño que grita ¡Pero si no lleva nada! Deberíamos mirar las “obras de arte” con los ojos de la inocencia y decir lo que de verdad estemos viendo o sintiendo ante una obra, ignorando por completo a los intelectuales de turno y sus sesudas explicaciones intentando vendernos un nuevo traje para el Emperador. A continuación os dejo un vídeo que aborda este mismo tema.

Foto:  http://www.blasonstudio.com

Arte callejero 3D

screenshot08077

Hoy quiero traeros una de las expresiones artísticas callejeras más espectaculares que he encontrado. Se trata de las obras de un artista británico llamado Julian Beever. Este peculiar pintor callejero, utiliza algo tan sencillo como la tiza para crear increíbles obras de arte que utilizan la anamorfosis para crear la ilusión óptica de encontrarnos ante obras en 3D.

Aparte del arte en tres dimensiones, Beever pinta también otro tipo de obras, como murales y réplicas del trabajo de grandes maestros del arte. Ha trabajado en publicidad en países tan dispares como el Reino Unido, Bélgica, Francia, Holanda, Alemania, los Estados Unidos, Australia y España.

Para entenderlo bien la curiosa técnica de Beever, lo mejor es verlo en acción, por lo que os traigo un vídeo en el que podéis apreciar algunas de sus obras más espectaculares. Veréis como consigue un increíble efecto tridimensional distorsionando las imágenes en el plano 2d para que en determinada perspectiva se produzca el efecto 3D.

No olvidéis visitar su página web donde podéis ver algunas de sus obras.

Mortadelo y Filemón 50 aniversario

27013

Este año Mortadelo y Filemón cumplen 50 años de existencia ininterrumpida. Son ya varias las generaciones que, como la mía, han crecido e incluso aprendido a leer siguiendo las disparatadas aventuras de estos dos detectives del absurdo.

Creados por Francisco Ibañez, el debut de los agentes de la TIA se produjo en 1958 en la revista Pulgarcito y desde entonces han provocado las carcajadas de muchos niños y no tan niños. Con un humor basado en el absurdo, pero donde abunda la parodia y la crítica a la sociedad, releer sus álbumes es un auténtico repaso a la historia de España. Desde las grandes noticias o escándalos políticos, pasando por mundiales y olimpiadas, son pocos los eventos que se han escapado de sufrir la las alocadas intervenciones de estos dos geniales detectives.

Las aventuras de Mortadelo y Filemón se han adaptado a la pequeña pantalla como dibujos animados en varias ocasiones y ahora se prepara su segunda adaptación cinematográfica. Pero si queréis disfrutar estos personajes en todo su esplendor nada puede sustituir los geniales comics de Ibáñez.

A continuación os dejo con una entrevista a Francisco Ibañez, donde explica como fue la génesis de sus queridos personajes.